Todo lo que debes saber sobre la posesión en el ordenamiento peruano (parte II)

0
1659

En la primera parte del análisis sobre la posesión, se ha señalado que esta se puede analizar desde tres perspectivas. Se detalló el análisis desde el hecho jurídico señalando que la posesión se ejerce siempre con domino y reconocimiento por parte del Estado. Aquellas situaciones en las cuales no existan estas dos características no deben ser consideradas como comportamientos posesorios.

Lea también: Todo lo que debes saber sobre la posesión en el ordenamiento peruano (parte I)

2. La posesión desde el sujeto

La posesión desde el sujeto debe entenderse siempre de la mano con el hecho posesorio, puesto que no todas las personas pueden ejercer posesión. Cabe recordar que la posesión, más allá de tener relevancia como hecho, su importancia se encuentra en su protección como derecho, pues permite a una persona recurrir ante las autoridades respectivas, solicitar tutela ante cualquier perturbación[1]; sin embargo, no todas las personas cuentan con esta tutela debido a que no ejercen posesión, a pesar que se encuentran en contacto con el bien.

Lea también: COFOPRI: Descargue aquí el nuevo formato de «título de saneamiento de propiedad»

Debemos entender, desde un análisis básico, que para ejercer la posesión los sujetos deben tener personalidad jurídica[2], cabe mencionar entre ellos a las personas naturales, personas jurídicas, sociedad de gananciales, etc. Sin embargo, para que el sujeto pueda ejercer la posesión, además de contar con el elemento básico de personalidad jurídica, debe tener conocimiento y voluntad del ejercicio de la posesión. Con lo cual, ejercer la posesión debe ser deseado por parte del sujeto, descartándose que sean categorizados como posesorias las situaciones en las cuales exista contacto con el bien por desconocimiento o en contra de la voluntad.

En concordancia con lo señalado, es vital que entendamos que la persona, para el ejercicio de derechos patrimoniales, debe tener tanto capacidad de goce como de disfrute. En caso necesite de un representante para el ejercicio de un derecho, será discutible señalar que ejerce de hecho la posesión.

Lea también: ¿Es posible desalojar a los familiares?

2.1. ¿Pueden los niños ejercer la posesión?

Pongamos un ejemplo, líneas arriba se ha señalado que un sujeto de derecho puede ejercer posesión, siempre y cuando tenga conocimiento y voluntad para ejercerla, entonces el concebido o el recién nacido, ¿ejercerán algún comportamiento posesorio? En función con lo señalado es necesario precisar que es inviable que estos ejerzan posesión, puesto que su conocimiento y voluntad no se encuentran desarrollados plenamente. Este caso es sencillo de resolver; pero, qué sucede con los menores de edad que sí cuentan con conocimiento y voluntad, ¿podrían ellos ejercer la posesión?

Lea también: Proponen modificar Código Civil, Procesal Civil y Ley de Notariado para reconocer capacidad jurídica de personas con discapacidad

Debo ser tajante en este caso y señalar que un menor de edad, quien tiene una capacidad de ejercicio aún no desarrollada plenamente no podría ejercer ni disponer de ningún derecho patrimonial por sí mismo, mucho menos un derecho tan complejo como la posesión, por lo que cualquier ocupación por parte del sujeto en este caso debe entenderse como una mera detentación.

Es por ello que la personalidad jurídica, teniendo en cuenta la capacidad de goce y disfrute es importante para el ejercicio de la posesión entendida desde el sujeto.

2.2. ¿Pueden las personas jurídicas ejercer la posesión?

Esto tiene importancia también para las personas jurídicas, esto debido a que estas sí pueden ejercer la posesión, a pesar de no tener una corporeidad propia de la persona natural. Considero necesario señalar que las personas jurídicas cuentan con personalidad jurídica y también gozan de derechos, en especial de derechos patrimoniales, siendo perfectamente viable que puedan ejercer la posesión, el cual ejercitan a través de sus representantes.

Lea también: Casación 11026-2014, Piura: Personas jurídicas pueden adquirir bien por prescripción adquisitiva de dominio

Recordemos que estos representantes son extensiones de la persona jurídica que manifiestan mediante el comportamiento en conjunto una situación posesoria en favor de la persona jurídica.

En la próxima entrega se desarrollarán la perspectiva de la posesión desde el objeto, queda abierto el debate.


[1] Existen una serie de mecanismos de tutela de la posesión que permiten erradicar la perturbación. Señálese por ejemplo lo dispuesto por el artículo 920° del Código Civil, denominada como defensa posesoria extrajudicial, el cual se constituye como un mecanismo de autotutela permitido por el Estado, así como los interdictos posesorios y el proceso de desalojo regulados en el Código Procesal Civil.

[2] Entiéndase por personalidad jurídica, como la cualidad inherente de contar con derechos y obligaciones frente a la sociedad. Una de las características que identifican a estos entes es que son susceptibles de tener un registro propio, el cual los individualiza y permite su fácil reconocimiento. V.g. En las personas naturales, el Reniec es un registro óptimo que los identifica.

COMPARTIR
Estudios de Posgrado en la Maestría en Derecho y Registral en la Universidad San Martín de Porres. Realizó sus estudios de Derecho en la Pontificia Universidad Católica del Perú. Conferencista en diversos seminarios y talleres.