Juzgado laboral concede US$ 160,000 por indemnización en caso de futbolista que falleció en pleno partido

El abogado del padre del exfutbolista ha indicado que apelarán la resolución, ya que solo se ha concedido el 8% de los dos millones que solicitaron como monto indemnizatorio

0
2871
La jueza del caso determinó que el empleador fue responsable del accidente de trabajo, aun cuando no exista disposición alguna que regule la aplicación de varias medidas de prevención. En ese sentido, en la Sentencia 156-2017, dictada en primera instancia, se ordenó el pago de una indemnización por daño moral que alcanza la suma de US$ 160,000 por el incumplimiento de obligaciones en materia de seguridad y salud en el trabajo.

El pasado 21 de julio de 2013, en el estadio de Urcos, en Cusco, los peruanos éramos testigos de la muerte del joven futbolista del Sporting Cristal, Yair Clavijo, quien frisaba los 18 años de edad, mientras jugaba los últimos cinco minutos del partido contra el Real Garcilaso.

Lea también: Un gol de Ronaldo y los alcances del derecho a la imagen

Como se recuerda, aquel entonces, el Ministerio Público informó que la causa del fallecimiento del futbolista de la reserva del Sporting Cristal, fue un edema cerebral con desviación de amígdalas cerebelosas, noticia que luego sería confirmada por la necropsia.

A raíz de estos hechos, el padre del fallecido demandó al club de fútbol (su empleador), alegando que no se tomaron las medidas preventivas necesarias para el desempeño de las labores del futbolista, en el marco de un partido de fútbol que se desarrolló a gran altura, en el que no se contó ni siquiera con un elemento básico como un desfibrilador.

Lea también: Irresarcibilidad del daño al «proyecto de vida», por Leysser León Hilario

La jueza del caso determinó que el empleador fue responsable del accidente de trabajo, aun cuando no exista disposición alguna que regule la aplicación de varias medidas de prevención. En ese sentido, en la Sentencia 156-2017, dictada en primera instancia, se ordenó el pago de una indemnización por daño moral que alcanza la suma de US$ 160,000 por el incumplimiento de obligaciones en materia de seguridad y salud en el trabajo.

El jueves de la semana pasada, en diálogo con el programa de la emisora Ovación, «Negrini lo Sabe», el abogado del papá del exfutbolista, José Riega, reveló que apelaría la sentencia:

El jueves nos notificaron que nos iban a dar un monto de 160 mil dólares, cuando nosotros pedimos dos millones. Los cargos son por indemnización de daños y perjuicios, lucro cesante y proyecto de vida. El viernes hablé con don José (Clavijo) y va a apelar, está un poco fastidiado por el monto que ha emitido la magistrada.

Ella valoriza la muerte del chico en 160 mil dólares. Nos ha dado el 8% de lo que pedimos, cuando nuestra expectativa era recibir, por lo menos, un 50%. El Poder Judicial es una tortuga embarazada, después de tiempo se ha resuelto algo del caso, pero ahora el proceso de apelación dura ocho meses.

Se abre, pues, un nuevo camino para los reclamos de los futbolistas profesionales que no siempre se resolverán en arbitrajes ante la Cámara de Conciliación y Resolución de Disputas de la Federación Peruana de Fútbol.

Lea también: