Un grave retroceso que afectará la liquidez empresarial

Sobre el incremento de 10% a 12% la tasa de detracciones del IGV

0
554

Walther Belaúnde Plenge
Experto en derecho tributario y corporativo
Socio principal de Acerta Asesores

Sumilla: Esta medida tendrá como efecto inmediato una contracción en la liquidez de caja de las empresas, lo que generará incumplimientos y retracción de la economía, afectará aún más la confianza de los inversionistas y un menor crecimiento. Todo lo contrario a lo que necesitamos actualmente.

Lea también: Detracciones: Sunat sube a 12% la tasa del pago adelantado del IGV

El régimen de detracciones no es otra cosa que exigir el pago adelantado del tributo (principalmente, IGV) a los contribuyentes a los que se deben retener la tasa aplicable a cada actividad. En noviembre de 2014, mediante Resolución 343-2014; la SUNAT redujo la tasa general de detracciones de 12% a 10% a partir del 2015, incluso en algunas actividades la reducción fue de 9 a 4%. Esta reducción tuvo en consideración que con el tiempo de aplicación del régimen se había reducido la evasión en algunos sectores y se realizó un análisis especial sector por sector para dicha reducción.

Lea también: Ni justo ni necesario. Sunat y el incremento de la tasa de detracción a 12% para determinados servicios

La elevación de la tasa de 10% a 12%, es un cambio en las reglas de juego y no tiene una explicación racional, ni siquiera en cuanto al objetivo de esta medida. Evidentemente, con el tiempo, cuando este régimen que está vigente demuestre su ineficiencia, correspondientemente deberá ser derogado y establecer otros tipos de medidas.

La única explicación para elevar la tasa es intentar con esto reducir el déficit fiscal, pero de manera injusta y arbitraria para las empresas formales principalmente. Es un grave retroceso en la evolución del sistema tributario pues la tendencia debió ser a seguir reduciéndolo o a eliminarlo.

Lea también: Tribunal Fiscal analiza los alcances de la operación no real prevista en el inciso b) del artículo 44° de la Ley del IGV (RTF N° 03078-3-2017)

Esta medida tendrá como efecto inmediato una contracción en la liquidez de caja de las empresas, lo que generará incumplimientos y retracción de la economía, afectará aún más la confianza de los inversionistas y un menor crecimiento. Todo lo contrario a lo que necesitamos actualmente.

5 Mar de 2018 @ 20:45