La noticia llega desde Puno. La Agencia de Noticias Puno informó esta mañana en su plataforma virtual, que el joven de iniciales C. R. M. F., estudiante de la Escuela Profesional de Derecho de la Universidad Andina Néstor Cáceres Velásquez (UANCV), denunció el pasado 8 de noviembre a su profesor de iniciales A. V. L. C. por acoso sexual.

Lea también: Y después de acabar la facultad de derecho… ¿qué sigue?

El estudiante de derecho, que cursa el octavo semestre de la carrera, cansado de los constantes acosos que venía sufriendo por parte de su profesor (quien hasta hace poco se desempeñaba como Fiscal Adjunto Provincial de la provincia de Moho), interpuso denuncia contra el magistrado, quien vendría acosando sexualmente al estudiante desde el año 2011.

Lea también: Casación N° 1098-2014, Lima: Nulidad de notificación cuando el cargo describe lugar distinto al domicilio del ejecutado

Los hechos denunciados

Todo habría comenzado el año 2011, cuando el universitario frisaba los 16 años de su edad y conoció al señor de iniciales A. V. L. C., hermano del esposo de su tía, quien más tarde se convertiría en su padrino en el «Baile Cachimbo» cuando este ingresó a la universidad.

Lee también: Las siete principales líneas jurisprudenciales de la Corte IDH aplicables a la justicia penal

En ese año A. V. L. C. le pidió a la madre del joven que este lo ayudara a trasladar unas cosas al departamento que tenía en la provincia de Puno, donde trabajaba como Fiscal Adjunto. Ya en su habitación, ubicado entre el jirón Los Incas y la avenida El Sol, el fiscal reprodujo delante del menor un vídeo pornográfico y le ordenó que se masturbara en su presencia. En aquella ocasión, el menor pudo escapar del magistrado.

Lea también: Caso «Los monos de Quepepampa» | Lee aquí la resolución que revoca comparecencia y dispone prisión preventiva

Luego de una semana, nuevamente, el fiscal convenció a la madre del menor para que su hijo le ayude como asistente personal en las labores de la fiscalía. En ese contexto, según la denuncia que relata la Agencia de Noticias Puno, el fiscal, luego de emborrachar al menor, mantuvo relaciones con él. Al día siguiente, A. V. L. C. le habría dicho al menor: «sabía que eras gay, tienes un lindo culito».

Lee también: Las siete principales líneas jurisprudenciales de la Corte IDH aplicables a la justicia penal

El 2013, una vez alcanzada la mayoría de edad, el joven estudiante ingresó a la carrera de derecho en la UANCV. El fiscal continuó acosando al muchacho, citándolo varias veces, con la amenaza de contarle a sus padres que era gay si no accedía a sus pedidos.

Lea también: Conoce cómo funciona el Sistema Interamericano de Derechos Humanos

El 2015, el fiscal se convirtió en profesor de la Escuela de Derecho de la UANCV y le tocó enseñar al estudiante, contexto del que se valió el profesor para intensificar el acoso. Según la denuncia, el docente desaprobó al estudiante, quien para aprobar el curso aceptó encontrarse en el estudio jurídico de su profesor. Allí nuevamente mantuvo relaciones sexuales con el estudiante.

Lee también: Corte IDH responsabiliza a Ecuador por separar de las FF. AA. a una persona por razón de su orientación sexual

Este año, el profesor siguió llamando y enviando fotos y mensajes vía Whatsapp al joven universitario. Por ejemplo, en una ocasión, según la denuncia, el profesor le envió una fotografía donde aparecía manteniendo relaciones sexuales con otro alumno, con el siguiente mensaje: «tú no eres el único, mira ahora estoy haciendo el amor con tu marido jajaja».

Se sabe hasta el momento que el fiscal denunciado ya no labora ni en el Ministerio Público ni en la UANCV.