Esta es la exposición más clara y divertida del caso César Álvarez (peculado) que provocó un «cisma» en la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema

0
15810
El pasado 23 de diciembre de 2016, Legis.pe difundió la Casación Nº 160-2014, Del Santa, que la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema aprovechó para fijar importante doctrina jurisprudencial a propósito del caso César Álvarez (peculado), luego de un intenso debate.

Lea también: James Reátegui Sánchez sobre el delito de peculado (caso Diarios Chicha)

En resumidas cuentas, la Corte Suprema consideró, en el marco del delito de peculado por apropiación, que el hecho de ser Presidente o Gobernador Regional no significa necesariamente que la conducta sea atípica. Así, pues, la acreditación de la presencia o no de elementos del tipo penal, según la Corte, debe verse en el desarrollo del proceso, porque constituye un análisis sobre el fondo del asunto de manera que no le corresponde una excepción de improcedencia de acción.

Lea también: Estándar de prueba o convicción judicial. Una crítica a la teoría de la probabilidad preponderante

Pues bien, Dante Heredia, consultor legal en IUS ET IUS, Abogados y consultores, en su cuenta de Facebook, expuso de manera didáctica y amena los entretelones de esta importante resolución. Sin más, aquí compartimos la exposición para fomentar el debate. 

Lea también: Autoría y formalismo normativo: el fundamento material de la autoría. A propósito del caso Diarios chicha


 

Ayer se publicó una resolución importante para Ancash y para la comunidad jurídica peruana (¡no amiguillos!, no nos referimos al problema Sport Ancash/Cantolao). Hace unos años, funcionarios del gobierno regional fijaron el costo de 5 millones de soles por un estudio de perfil del proyecto Chinecas (siendo su costo original 102 mil soles) y 2 mil millones por la ejecución (siendo su costo original 667 mil soles). La cuestión es si, además de los funcionarios directamente involucrados, se puede hacer responsable de esta sobrevaloración (peculado) a Cesar Álvarez Aguilar. En primera instancia (vía improcedencia de acción) se cree que no, en segunda instancia se cree que no. Ya en casación la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema sufre un cisma:

Lea también: Casación 160-2014, Del Santa: Fijan doctrina jurisprudencial sobre peculado (Caso César Álvarez)

GRUPO A: Villa Stein, Pariona Pastrana y Rodríguez Tineo

Con mucha seguridad opinan que el vínculo funcional en el delito de peculado tiene que ser directo, es decir, de ninguna manera “genérico” (como el de los alcaldes o presidentes regionales) sino estrictamente “específico” (como el de los cajeros o tesoreros). Si esto es así, Álvarez Aguilar, en su calidad de presidente regional y presidente del consejo directivo del proyecto Chinecas, no sería responsable del peculado, como sí lo sería el director ejecutivo del proyecto (recordemos en todo momento la ¡relación específica!). Si no fuera así “hasta el ministro o el presidente del Perú serían responsables” terminan diciendo -casi como sacando cachita-, opinando ellos que el proceso para Álvarez debe terminar.

También puedes leer: Casación N° 389-2014, San Martín: Principio «in dubio pro reo» prevalece sobre principio precautorio en delitos ambientales

GRUPO B: Neyra Flores y Loli Bonilla

Citan diversos artículos de la Ley Orgánica de gobiernos regionales (normas del tipo “f. El presidente regional tiene que administrar adecuadamente bienes y rentas del gobierno regional”) y el reglamento del consejo directivo (normas del tipo: “Velar por cumplir los acuerdos…”), señalando que “no es cierto que Álvarez Aguilar no tenga relación funcional con los bienes” (¿?) ¡Sin embargo!, introducen un nuevo (e interesante) argumento: “El ser presidente regional no excluye necesariamente la responsabilidad”; además, el vínculo funcional se verá a lo largo del proceso. ¿Por qué vamos a pronunciarnos respecto a si el vínculo es directo o indirecto si recién estamos en investigación? La improcedencia de acción no puede servir para mirar “tan al fondo”. Opinando que la investigación debería continuar para Álvarez Aguilar.

Te puede interesar: Casación Nº 581-2015, Piura: Excepción de improcedencia de acción (caso Edita Guerrero)

¡3 vs. 2!

Por ley tiene que venir alguien a “desempatar”. El magistrado Hinostroza Pariachi señalará que la improcedencia de acción ni sirve para valorar pruebas ni sirve para cuestionar calificaciones jurídicas, entonces cuando el GRUPO A dice: “No hay vinculo funcional”, ¡están valorando pruebas y eso no se hace! Al menos no aquí, quizá en un sobreseimiento, en la acusación o en la sentencia puedan hacerlo, pero no en la improcedencia de acción.

Lea también: ¿Cómo dar el salto de abogado a jurista?

¡3 vs. 3!

Por ley tiene que venir alguien a “desempatar” (este voto sí es decisivo: ¡un gol de oro!): el magistrado Príncipe Trujillo. De entrada da miedo pues arranca citando a Roxin, Jakobs, Silva Sánchez y Sánchez Vera (como cuando un jugador al minuto de entrar al campo remata y da en el poste). Luego, les recuerda a los equipos que el tema es serio. ¡Declarar fundada una improcedencia de acción, luego no permite que el fiscal corrija nada! Luego distingue dos situaciones: (i) Casos en los que la conducta es EVIDENTEMENTE ATÍPICA y (ii) Casos en los que la conducta ya no es tan claramente atípica y por lo tanto el análisis ha de ser mucho más minucioso. En el caso (i) procede improcedencia de acción. En el caso (ii) obvio que no. Por lo tanto a su consideración el caso de Cesar Álvarez es…

Lea también: D.L. N° 1272: Modifican Ley de Procedimiento Administrativo General y derogan Ley del Silencio Administrativo

Ta ta ta tan…

¿A quién apoyará el magistrado Principe Trujillo? ¿El equipo Neyra Flores le volteará el partido al equipo Villa Stein? ¿Cesar Álvarez seguirá siendo investigado por el tema Chinecas? ¿Melcocha durará lo que dure el proceso? ¿El Sport Ancash regresará a primera? No se pierda el siguiente capítulo de su serie… ¡Los supercampeones!

Continuará…

Lea también: ¿Cómo dar el salto de abogado a jurista?

COMPARTIR
Plataforma virtual que promueve el debate y la discusión de temas político-jurídicos. Director: George Bustamante.