Enseñanza-aprendizaje del derecho mediante el método y la escritura de casos

0
396

Sumario: 1. Historia del método de casos, 2. ¿Por qué utilizar casos?, 3. ¿Qué implicaciones tiene para los profesores y las instituciones de carácter legal?, 4. Entonces, ¿qué es un caso?


1. Historia del método de casos

La técnica del caso tiene ya una larga historia en la enseñanza.  Si tomamos la palabra “caso” en su sentido amplio, se puede afirmar que en la educación siempre se ha utilizado en forma de ejemplo o problema práctico.

Lea también: Una lectura crítica de la enseñanza del derecho en el Perú 

La casuística, por ejemplo, típica de la filosofía escolástica medieval, no es sino la aplicación del caso para resolver problemas morales o religiosos, pero sin entrar en el análisis de la situación social o psicológica previa.

Lea también: La enseñanza del derecho constitucional a inicios de la República

En su acepción más estricta, el caso se comienza a utilizar en la Universidad de Harvard, en el programa de Derecho, hacia 1914.  El “Case System” pretendía que los alumnos de Leyes buscaran la solución a una historia concreta y la defendieran.  Pero es hacia 1935 cuando el método cristaliza en su estructura definitiva y se extiende, como metodología docente, a otros campos.  Se perfecciona, además, con la asimilación del Role-Play y del Socio-drama.

Lea también: Pobres magistrados dedicados a la enseñanza del derecho

El estudio de casos como estrategia didáctica también se utilizó en dicha universidad en la escuela de graduados en administración.  A partir de estas experiencias, ha sido ampliamente desarrollada en la formación de profesionales en el campo de derecho, de la empresa y de la organización, de la medicina y de las ciencias políticas, entre otros.  Actualmente está teniendo una notable aplicación en el ámbito de las ciencias sociales.

Lea también: La enseñanza del derecho por competencias

El método de caso ha sido utilizado desde el año 1908 en la Escuela de Negocios de la Universidad de Harvard. Su introductor original fue Edwin F. Gay, primer Director de aquella escuela. Sin embargo, la idea original surgió en la Escuela de Derecho de esta misma Universidad. A partir de entonces, se inició una serie de experimentos que culminaron con la introducción definitiva del método en la enseñanza de la Administración de Empresas y posteriormente en los Negocios.

Pasados los años, el método comenzó a adoptarse por otras instituciones educativas que, siguiendo los pasos de la Universidad de Harvard, lo habían utilizado con sus respectivas adecuaciones o en combinación con otros métodos. También surgieron ataques y críticas al método, especialmente por parte de aquellos defensores del método “científico” para el desarrollo del conocimiento. Algunas de las críticas se basaban en la afirmación de que no era posible aprender de la narrativa de un suceso de negocios o una experiencia personal ubicada en el pasado.

El argumento parecía tener sentido a la luz de los enfoques que habían considerado a la ciencia de la administración más cercana a las ciencias naturales. Estos enfoques se desarrollaron en la llamada administración científica y lograron su máximo desarrollo con la aplicación de las ciencias exactas a la administración, la investigación de operaciones y la incorporación de enfoques cuantitativos al análisis de situaciones y toma de decisiones. Sin embargo, no hay que perder de vista que la creación del conocimiento administrativo, como una ciencia “fáctica” o de hechos, proviene de la observación sistemática de la realidad y de la aplicación de prácticas exitosas y su revisión crítica para mejorarlas exactamente como ocurre en el derecho sin perder de vista que la ley y el derecho es para todos, pero las circunstancias y hechos difieren para quienes intervienen en una situación jurídica.

2. ¿Por qué utilizar casos?

El método es de gran ayuda para formar en los estudiantes el juicio profesional que requerirán al dejar las aulas. No bastará el recuerdo de un cuerpo bien estructurado en el mundo que les espera, pues serán más útiles a su comunidad en la medida en que tengan las conductas necesarias para operar en esta. Es decir, que sepan cómo usar el conocimiento para identificar y resolver los problemas conociendo las implicaciones de las decisiones que tomen y teniendo la actitud necesaria para promover valores como el bien común, la justicia, la solidaridad y el compromiso comunitario, entre otros. Todo ello es posible desarrollarlo en el aula con este método, debido a que en su naturaleza se encuentra el enfrentar al estudiante con la realidad como se verá en los siguientes capítulos. 

3. ¿Qué implicaciones tiene para los profesores y las instituciones de carácter legal? 

Es importante aceptar que su utilidad no es universal, ni lo pretende. Es claro que algunas disciplinas pueden enseñarse más eficientemente con las explicaciones del profesor, los ejercicios y/o demostraciones o el aprendizaje colaborativo. En una entrevista realizada a C. Roland Christensen, catedrático de la Universidad de Harvard, decía:

Muchos profesores afirman que la necesidad de un alto nivel de conocimiento complica la enseñanza con casos. Tradicionalmente la educación en humanidades o la formación del juicio profesional en las disciplinas de negocios es muy fácil con el método, pero habrá también que reconocer que en algunas disciplinas técnicas la tradicional exposición es lo mas efectivo. Es indispensable que el estudiante domine el cuerpo básico de conocimientos de un curso. Sin embargo he escuchado a muchos decir que el dominio técnico de una disciplina lleva al estudiante solo hasta el punto en el que una situación laboral apenas empieza. El método de casos definitivamente ayudará a desarrollar el juicio profesional.

La enseñanza con el método de casos no pretende exclusividad en el derecho. Una adecuada combinación de conferencias, lecturas, notas técnicas, investigación de campo y bibliografías, viajes de estudio, informes de grupo, carpetas de evidencias, debates, juegos de negocios y otras semejantes, harán más rico el aprendizaje. El profesor y la institución que lo utilicen estarán obligados a examinar el verdadero alcance de sus ventajas y de sus limitaciones para hacer la planeación más adecuada en favor de sus educandos.

El adecuado uso del método requiere una dosis de experiencia profesional por parte del profesor o un entrenamiento que logre identificar a distancia entre las ideas teóricas y una situación práctica. No basta la comprensión de los conceptos y teorías, es indispensable el conocimiento relacionado con el cuándo usarlo, cómo usarlo, además de una eficiente planeación. Esto le dará a los cursos y a la institución cercanía con el mundo real.

4. Entonces, ¿qué es un caso? 

Un caso es la relación escrita que describe una situación real acaecida en la vida de una persona, familia, grupo o empresa. Su utilización como estrategia o técnica de aprendizaje entrena a los alumnos en la elaboración de soluciones válidas para los posibles problemas de carácter complejo que se presenten en la realidad futura.  En este sentido, el caso nos enseña a vivir en sociedad. Esto es en definitiva lo importante.

El caso no proporciona soluciones sino datos concretos para reflexionar, analizar y discutir en grupo las posibles salidas que se pueden encontrar a cierto conflicto.  No ofrece las soluciones al estudiante, sino que le entrena para generar soluciones. Lo lleva a pensar y a contrastar sus conclusiones con las conclusiones de otros, a aceptarlas y expresar las propias sugerencias, de esta manera le entrena en trabajo colaborativo y en la toma de decisiones en equipo.  Al llevar al alumno a la generación de alternativas de solución, le permite desarrollar la habilidad creativa y la capacidad de innovación, y representa un recurso para conectar la teoría a la práctica real.  Ese es su gran valor.

El uso de esta técnica está indicado especialmente para diagnosticar y decidir en el terreno de los problemas humanos, institucionales, empresariales y de las demás ciencias afines al derecho.

Alrededor del método de casos se puede:

1. Analizar un problema o varios

2. Determinar un método de análisis y síntesis

3. Adquirir agilidad en determinar alternativas de solución o cursos de acción, y

4. Finalmente, tomar decisiones.

Por tanto, como la práctica hace al maestro y el primer paso será ponerlo por obra.


Para los interesados en el tema:

  • Recientemente se llevará a cabo la XII reunión de la Asociación Latinoamericana de Casos ALAC en Guatemala 21 y 22 de julio, dentro del Campus de la Universidad Rafael Landívar (evento organizado por el Centro Internacional de Casos del Tecnológico de Monterrey, instituciones a las que pertenezco como exdocente y escritor de casos además de miembro, donde presentaré el libro de mi autoría Revolucionando la enseñanza aprendizaje del Derecho mediante el método y escritura de casos.
  • Otro enlace de interés es la NACRA, North American  Case Research Association en EEUU que organiza la reunión anual de escritores e investigadores en el método de casos. Octubre 19 al 21 en Chicago Illinois, EEUU.
  • Finalmente la WACRA, The World Association for Case Method Research & Application Asociación Mundial de investigación en el Método de Casos  cuya próxima reunión anual se llevará a cabo en  Graz Austria del 16 al 22 de junio del presente.
COMPARTIR
Abogado con estudios de maestría y doctorado en Derecho Internacional. Profesor catedrático en el Tecnológico de Monterrey Campus Guadalajara, Universidad Jesuita de Guadalajara, Universidad Panamericana, Universidad Marista de Guadalajara, Universidad del Valle de México y Universidad de Guadalajara. Profesor Capacitador del Centro de Desarrollo Académico de la UCSM desde 2014