Diez preguntas sobre acto jurídico tomadas por el CNM. ¿Te animas a resolverlas?

0
6541
En los diferentes exámenes escritos que el CNM ha tomado sobre diferentes materias, encontramos preguntas sobre derecho civil, específicamente sobre acto jurídico y contratos en general, de las cuales hemos seleccionado las diez mejores para este post. De acuerdo con los comentarios y el nivel de vistas del post, estaremos dejando también la clave de respuestas, así que no olviden darle like, compartir y comentar qué te parece el nivel de la prueba.

En los diferentes exámenes escritos que el CNM ha tomado sobre diferentes materias, encontramos preguntas sobre derecho civil, específicamente sobre acto jurídico, de las cuales hemos seleccionado las diez mejores para este post.

De acuerdo con los comentarios y el nivel de vistas del post, estaremos dejando también la clave de respuestas, así que no olviden darle like, compartir y comentar qué te parece el nivel de la prueba.


Convocatorias 003, 004, 005 y 006-2016-SN/CNM

1

Maruja Trigoso decide someterse a una cirugía plástica para modificar sus facciones faciales y de ese modo lucir idéntica a su modelo ideal, encarnado por una conocida actriz del medio local. Con tal propósito, acude al doctor Renzo Díaz, cirujano plástico reconocido, y le explica que desea una reducción considerable de las dimensiones de su nariz conjuntamente con una alteración de su forma de acuerdo al modelo que le presenta (le muestra la fotografía de la actriz) y, asimismo, le indica que desea una redefinición de su rostro mediante reducciones e implantes en pómulos y mentón. El cirujano tomó nota del pedido y aceptó practicar la cirugía solicitada; como contraprestación por sus servicios quirúrgicos fijó la suma de US$ 25,000, debiendo cancelarse el 50% por adelantado y el saldo a los 15 días del retiro de los vendajes. El médico le precisó que a esa suma le había aplicado un descuento de US$ 2,500 por tratarse de varios procedimientos que se efectuarían en la misma operación.

Realizada la cirugía y transcurrido el plazo para el pago del saldo, Maruja Trigoso consideró que el resultado no era satisfactorio, pues sus nuevas facciones, si bien se habían modificado de acuerdo a lo coordinado, no la hacían lucir exactamente como su modelo, sintiéndose muy defraudada. Por tal razón, no solo se negó a pagar el saldo al cirujano, sino que le exigió la devolución de lo pagado más una indemnización de US$ 10,000 adicionales, por concepto de daño moral.

El cirujano respondió que su prestación no había consistido en transformar su rostro hasta volverlo idéntico al de la actriz de la fotografía mostrada como referencia, sino en practicar una operación que tuviera las características conversadas, lo que realizó adecuadamente. Por ello, le requirió el pago de la suma adeudada, constituyéndola en mora.

Marque la correcta:

a. El contrato puede ser rescindido por lesión, dada la desproporción objetiva entre prestación y contraprestación y el aprovechamiento (elemento subjetivo) por parte del médico del estado de la paciente.
b. El contrato es nulo por cuanto su objeto es físicamente imposible y además la paciente fue inducida a error por el cirujano.
c. El cirujano debe indemnizar a la paciente, por haberle causado daños patrimoniales y morales.
d. La paciente debe pagar el saldo de precio, por cuanto el cirujano realizó la prestación conforme a lo acordado.

2

Marque la correcta:

a. El contrato es nulo por cuanto se encontraba sujeto a condición suspensiva que dependía de la voluntad de una de las partes.
b. El contrato es nulo por cuanto la prestación a cargo de una de las partes (del cirujano) era indeterminada, dado que no podía conocerse de antemano cuál iba a ser el resultado definitivo.
c. El médico puede exigir a la paciente el pago del saldo e inclusive anular el descuento que le aplicó de buena fe de US$ 2,500, ante la conducta temeraria de ella.
d. Ambas partes pueden arribar a una transacción, pues se está ante derechos disponibles.

3

Pedro Chang decide vender su juguete de infancia preferido, un pequeño automóvil de metal que cabe en la palma de su mano, reproducción idéntica de un auto Mustang del año 1964, del cual solo se produjo un lote de 100 ejemplares en el año 1980, por la afamada fábrica de juguetes «Dreams Factory», lo que es de conocimiento general en el ámbito de los coleccionistas de juguetes clásicos. Su valor de mercado es de US$ 2,000.

Con tal propósito, Pedro Chang publicó un aviso de venta en el diario anunciando textualmente «se vende auto Mustang modelo 1964, en perfecto estado, producido por la fábrica Dreams Factory». No consignó más datos, pues consideró que era suficiente para el público especializado que esperaba contactar en su número de celular puesto en el anuncio. Empero, la empleada del diario, por confusión, ubicó el aviso en la sección de venta de vehículos usados, error del que no se percató Pedro Chang al no verificar la publicación.

Mario Morán, que buscaba autos usados clásicos, vio el aviso y se interesó mucho; consideró irrelevante el dato de la fábrica indicado, pues de esos aspectos él no sabía nada, y llamó por teléfono a Pedro Chang ofreciéndole US$ 1800, por su costumbre de regatear. Pedro Chang aceptó la oferta de inmediato, le proporcionó su número de cuenta bancaria y acordaron que la entrega del Mustang se efectuaría en el domicilio de Pedro Chang llevando el comprador el voucher de pago.

Mario Morán hizo el pago esa misma tarde y envió a Pedro Chang una foto del voucher por medio de su celular, recibiendo un mensaje de conformidad del vendedor. Acudió a la casa de Pedro Chang, y este le entregó el pequeño auto de juguete. Atónito, Mario Morán reclamó a Pedro Chang la entrega del auto real, quien a su vez también se sorprendió y respondió que ese era el bien ofrecido e inclusive se lo había vendido a un precio inferior al de mercado. Mario Morán exigió, indignado, la devolución de lo pagado, a lo que Pedro Chang se negó, aduciendo haber actuado de buena fe.

Marque la correcta:

a. Se trata de un supuesto de novación objetiva por cambio justificado de la prestación, por haber actuado el vendedor con buena fe.
b. El contrato es rescindible porque Mario Morán fue inducido a error por la forma en que el diario publicó el aviso.
c. El diario que publicó el aviso debe indemnizar a Mario Morán por los daños que ha sufrido a sus legítimas expectativas.
d. Se trata de un contrato anulable, dado el error derivado de la publicación, aun cuando el vendedor no fue su causante.

4

Marque la correcta:

a. El acto jurídico es válido, eficaz e incuestionable, por cuanto contiene todos los requisitos legales de validez.
b. El comprador no puede reclamar indemnización porque se ha beneficiado al pagar por el automóvil de juguete una suma menor a su valor real.
c. El contrato puede resolverse por incumplimiento imputable al vendedor, por no haber entregado un automóvil real, como se ofrecía en el aviso, siendo irrelevante la referencia del fabricante en el mismo.
d. La buena fe con que venía procediendo el vendedor se agota desde el momento en que se percata de la razonable confusión en que incurrió el comprador.

5

Antonio desea alquilar su casa. Para ello nombra como representante a Jorge. Este, luego de examinar las posibilidades del mercado, decide que es mucho mejor vender que arrendar el inmueble y adquiere el bien para sí. Antonio solicita la nulidad del acto jurídico señalando que Jorge se ha excedido de las facultades que le concedió. Juzgado y Sala Superior declaran nula la transferencia del bien a favor de Jorge.

Con respecto al caso en cuestión:

a. El acto jurídico es ineficaz, pero genera obligaciones al representante.
b. La venta es nula, no por lo señalado por los órganos jurisdiccionales, sino porque está prohibido el contrato consigo mismo.
c. La venta es ineficaz, por haberse excedido en sus facultades el representante y además nula porque Jorge no podía obrar como representante y como comprador del bien.
d. Es indistinto que la venta sea nula o ineficaz. El efecto es el mismo.

6

El 23 de enero de 2016 el señor Ernesto Castañeda Vivaldi entrega en arrendamiento un inmueble de su propiedad al señor Aurelio Roncalla Araníbar, por el plazo de 02 años, para uso de casa-habitación, según lo estipulado en el contrato de arrendamiento respectivo. No obstante ello, el arrendatario a partir del quinto mes otorga al bien un uso comercial, sin autorización del arrendador, instalando y operando una empresa de publicidad de su propiedad, la cual se encuentra inscrita como Empresa Individual de Responsabilidad Limitada en el Registro de Sociedades Mercantiles de los Registros Públicos y para la que se fija además como domicilio fiscal en la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria, la del inmueble arrendado.

Sobre el arrendamiento y los actos jurídicos que se pueden derivar de él se puede afirmar que:

a. El plazo del arrendamiento de duración determinada, como el del caso planteado, puede exceder de diez años, si así lo acuerdan las partes dentro de su libertad contractual.
b. A falta de acuerdo expreso sobre el plazo del contrato de arrendamiento, se entiende que éste tiene como duración el máximo que prevé la ley.
c. A la conclusión del arrendamiento se extinguen los subarrendamientos cuyos plazos han vencido.
d. El subarrendamiento no concluye si el arrendamiento cesa por consolidación en la persona del arrendatario y del arrendador.

7

En relación al caso planteado puede afirmarse que:

a. Se ha producido un subarrendamiento total del bien arrendado.
b. Se ha generado una obligación solidaria entre Aurelio Roncalla Araníbar y la empresa de publicidad, respecto a las obligaciones asumidas por el arrendatario frente al arrendador.
c. Se ha generado una causal de resolución del contrato de arrendamiento.
d. Se ha producido la cesión del arrendamiento.

8

Bruno y María demandan a la Inmobiliaria Sarita S.A., por Nulidad de Acto Jurídico y Cancelación de Asiento Registral sobre la base de que la compraventa por cual la inmobiliaria adquiere un bien inmueble es nula (“Primer Proceso”); asimismo, tiempo después, Bruno y María interpusieron demanda de Desalojo contra la inmobiliaria a fin de obtener la posesión del bien (“Segundo Proceso”), aduciendo que el título por el cual los demandados están poseyendo es nulo, y que por tanto, el derecho de propiedad de los demandantes mantiene plena vigencia.

Mientras que se tramitan ambos procesos, el primero culmina con la resolución de la Corte Suprema que declara improcedente el recurso de casación que formuló Bruno y María contra la sentencia de vista que declaró infundada la demanda (al declarar que no es nulo el derecho de propiedad de la inmobiliaria). De otro lado, en el segundo proceso, acaba de emitirse la sentencia de primera instancia que declara fundada la demanda.

La inmobiliaria decide ofrecer en su escrito de apelación como medio probatorio, la sentencia de segunda instancia que declara infundada la demanda del primer proceso.

De las siguientes alternativas, marque la respuesta correcta:

a. La prueba ofrecida por la inmobiliaria no debe ser incorporada pues no ha sido
producida en el ínterin del proceso de desalojo.
b. La sentencia de segunda instancia tiene calidad de medio probatorio pues al haber
adquirido la calidad de cosa juzgada, contiene hechos que vinculan al Juez del
segundo proceso (al declarar que no es nulo el derecho de propiedad de la
inmobiliaria) debido a que se abordan hechos materia del segundo proceso, y por
tanto, la inmobiliaria sí cuenta  con título para poseer el bien.
c. No se debe incluir como medio probatorio pues vulnera el principio de independencia
del Juez del segundo proceso, de rango constitucional.
d. La sentencia de segunda instancia que adquirió la calidad de cosa juzgada tiene
calidad de medio probatorio referencial pues deberá ser valorada conjuntamente con
los demás medios probatorios aportados en el segundo proceso.

9

Liz Benites interpone demanda, en el distrito judicial de Chiclayo, contra Juan Alberti, quien domicilia en la ciudad de Lima, a fin de que este último cumpla con entregar cinco camionetas, según contrato firmado notarialmente un mes antes, en la ciudad de Chiclayo, para que la obligación se cumpla en Chiclayo. Sin embargo, al demorarse el juzgado en notificar, la demandante decide interponer nueva demanda, con la misma pretensión, por el mismo hecho y contra el mismo sujeto, en el distrito judicial de Lima.

En relación con la competencia de los jueces, ¿quién es competente para conocer la causa, si solo se hubiera interpuesto la primera demanda?

a. Es competente para conocer la causa, solo el juez de Chiclayo, porque allí debió cumplirse con la obligación.
b. Es competente para conocer la causa, solo el juez de Lima, porque allí domicilia el demandado.
c. Es competente, para conocer la causa, cualquiera de los dos jueces a elección del demandante.
d. Es competente cualquiera de los dos jueces, pero a elección del demandado.

10

El banco VIARCA celebró un contrato de leasing vehicular con la empresa Transportes SA.C. El plazo del contrato es de 60 meses. La falta de pago de tres cuotas mensuales consecutivas (cuotas 34 a 36) motivó que el banco curse a la empresa una carta de requerimiento de pago, bajo apercibimiento de resolverse el contrato. La empresa no cumplió con pagar, y el banco en aplicación de la cláusula respectiva, hizo efectivo el apercibimiento y resolvió el contrato. Luego presentó una demanda ejecutiva, solicitando el pago de las cuotas pactadas pendientes de pago, y la devolución del vehículo. La empresa contradice la demanda señalando que nunca recibió la carta de requerimiento ni la carta resolutoria, pues fue entregada en el domicilio del gerente que en su representación firmó el contrato. Aduce además que dicho gerente no contaba con facultades para firmar el leasing, pues requería de firma conjunta con el gerente de finanzas. Finalmente indica que el gerente ya no trabaja en la empresa al haber actuado con dolo en el cumplimiento de sus funciones. En este estadio procesal el banco solicita una medida cautelar de secuestro conservativo sobre el vehículo objeto del leasing.

En este caso:

a. La verosimilitud del derecho que invoca el banco se desvanece con la contradicción que presentó la empresa.
b. La verosimilitud del derecho que invoca el banco debe analizarse en base a los fundamentos de hecho de la solicitud y a los medios de prueba que se aportan.
c. No corresponde la medida cautelar porque el contrato de leasing no da lugar a un proceso de ejecución, máxime si las cartas de requerimiento y resolutoria no llegaron al domicilio de la empresa.
d. Corresponde la medida cautelar siempre que se ofrezca contracautela suficiente, siendo indiferente el grado de verosimilitud, pues a mayor verosimilitud menor contracautela, y viceversa.