En Legis.pe nos hemos comprometido a brindar herramientas últiles para ejercer la abogacía en óptimas condiciones. Así, hemos difundido ideas del marketing jurídico que debemos tener en cuenta a la hora de abrir un despacho jurídico, como también hemos compartido varios consejos para que los abogados mejoren sus habilidades comunicativas. E incluso hemos hablado de la importancia del buen vestir en el ejercicio de la profesión.

Lea también: Cinco eficaces tips del «marketing» para abogados

Pues bien, ante la solicitud de muchos de nuestros seguidores, queremos darles algunos consejos para decorar la oficina. El asunto podría parecer a primera vista menor, pero no, no lo es. El lugar de trabajo del abogado es fundamental, no solo porque ahí pasa casi un tercio del día como mínimo, sino porque en ese lugar recibe a sus clientes y colegas, y muchas de las impresiones que se lleven estos estarán determinadas por el ambiente en el que son acogidos. Así como le pone dedicación a la decoración de su hogar, con igual razón a su centro de trabajo.

El color de las paredes de tu oficina

Este es un asunto de primerísima importancia. A la hora de elegir los colores de las paredes debemos tener en cuenta la comodidad que provocan. Y para eso es indispensable conocer los efectos que producen los colores en los afectos y sentimientos. Así, si no tienes claro de qué color vas a pintar la oficina, el color que nunca falla es el azul, que además de ser sobrio, invita a la relajación (que es importante en todo trabajo que genera estrés), y, además, porque nos empuja a la productividad. Otras opciones para bajar el nivel de estrés son el verde en mayor medida, y el gris, en menor proporción.

Lea también: Cómo mejorar la forma de exponer el alegato

Escoge el color morado para áreas donde requieras un ambiente que te predisponga a la creatividad. Y si quieres imprimirle dinamismo a tu oficina no tengas miedo de probar con el amarillo y el naranja, que te darán energía, intensidad y dinamismo.

Las sillas y los sillones

En la oficina hay objetos que podrían ayudarte a salir de la monocromía. Por ejemplo, las sillas y los sillones. Si bien es cierto que estos objetos en su mayoría los venden en tonos oscuros, puedes probar con colores más vivos que contrasten la sobriedad de las paredes.

Aquí algo fundamental. Estos muebles no son objetos decorativos, por el contrario, cumplen funciones eminentemente prácticas. Para comprar los muebles tienes que tener en cuenta varios aspectos: el tiempo que vas a estar dentro o fuera de la oficina, el ambiente en el que recibirás a tus clientes (aquí debes ver si podrán entrar a tu oficina o habilitarás una sala especial para atenderlos), la estructura de la oficina (si es rectangular, circular, triangular), etc.

El escritorio

Los escritorios de madera fina combinados con sillas de cuero ayudan a potenciar tu imagen de profesional exitoso, esencial para tu oficina. El tono claro u oscuro depende de lo cómodo que te haga sentir. Si tienes dudas opta por un escritorio de madera, que te dará más opciones para combinar en el futuro. Ten cuidado también con el tamaño que eliges para tu escritorio. Es insulso tener un escritorio grande cuando solo se utiliza para poner una laptop. En esos casos solo estamos gastando espacio y dinero.

La estantería

Muchos abogados cometen el error de adquirir una enorme estantería que no utilizan y que consume demasiado espacio en la oficina. Y peor, lo utilizan solo para colocar archivadores, papeles y otros objetos como los expedientes de los clientes. Otros yerran al dejar vacías zonas amplias del estante, que da una mala impresión a los visitantes (falta de recursos para comprar libros, por ejemplo). Un estante lleno de libros bien cuidados puede ayudarte a generar la impresión de que eres inteligente y ordenado, lo que sin duda es algo que quieres que tus clientes piensen.

Los cuadros

Para darle a tu oficina un toque de elegancia y solemnidad puedes colgar piezas decorativas en las paredes, pero en lugares donde se puedan ver fácilmente, no solo tú sino sobre todo tus clientes. No debes colgar muchas piezas porque la pared puede verse muy sobrecargada y se pierde el efecto que se quiere lograr. Con tres piezas grandes es más que suficiente. No te excedas: no cuelgues más de una o dos piezas de gran tamaño por pared. Una pared es capaz de soportar más de tres piezas a condición de que sean bien pequeñas.

Objetos personales

Ojo. No te confundas. Se trata de tu oficina, no de tu habitación. Es un error muy común de los abogados saturar su oficina, sobre todo su escritorio, con objetos personales: trofeos ganados en un partido de fútbol, diplomas de la escuela, recordatorios de la infancia, figuras de dibujos animados, fotos de la esposa, de cada uno de los hijos y hasta de los abuelos. Y no los ponen solo en el escritorio, sino también en el estante y hasta en la pared. Cuidado, tus clientes podrían llevarse la impresión incómoda de que están en tu dormitorio y no en tu despacho. En estos casos la mejor consejera es la prudencia. Ejerce la moderación para evitar dar a los clientes la sensación de que están parados en tu habitación.

Galería de fotos

consejos-para-decorar-tu-despacho-juridico-fotos-ideas-y-consejos-1

consejos-para-decorar-tu-despacho-juridico-fotos-ideas-y-consejos-2

consejos-para-decorar-tu-despacho-juridico-fotos-ideas-y-consejos-3

consejos-para-decorar-tu-despacho-juridico-fotos-ideas-y-consejos-4

consejos-para-decorar-tu-despacho-juridico-fotos-ideas-y-consejos-5

COMPARTIR
Plataforma virtual que promueve el debate y la discusión de temas político-jurídicos. Director: Gerge Bustamante.