La Primera Sala Laboral de Permanente de la Corte de Lima estableció los criterios para la determinación del daño emergente, lucro cesante y daño moral en los casos de despidos arbitrarios en que procedió la reparación económica al trabajador afectado.

Esto a propósito de la reciente sentencia de la Corte Suprema recaída en la Casación N° 699-2015-Lima, que por la vía civil y mediante una indemnización por daño moral, reconoce la suma de 75,000 soles a un trabajador al que ya antes se le había otorgado, en un proceso laboral, una indemnización de 137,000 soles por el despido arbitrario del cual fue objeto.

Te puede interesar: Cas. Lab. 8218-2015, Lima: Empleador que no conserva registro de asistencia del trabajador hasta por 5 años, faculta al juez presumir derecho del trabajador

Fundamentos

En efecto, en la sentencia correspondiente al Expediente N° 15725-2012-01801-JR-LA-25/S, el tribunal establece que el daño emergente debe determinarse en función de la pérdida patrimonial efectiva que haya sufrido el trabajador por causa del despido injustificado del cual fue objeto.

Mientras que el lucro cesante podrá cuantificarse en relación con la lesión patrimonial consistente en la pérdida de un incremento patrimonial neto que haya dejado de obtener el trabajador como consecuencia de aquel despido.

Lee también: Casación N° 9387-2014, Lima Norte: Tiempo que el trabajador utiliza para cambiarse de ropa, cuando la labor lo exige, se considera sobretiempo y deberá ser remunerado

Respecto al daño moral, para el tribunal, más bien, este debe ser entendido como la lesión a los sentimientos de la víctima, en este caso el trabajador despedido indebidamente, que produce un gran dolor o aflicción.

En dicho contexto, la sala superior establece que tal daño debe ser cuantificado con criterio de equidad y siempre que el trabajador acredite que el despido haya truncado su proyecto de vida.

Lee también: Casación N° 9387-2014, Lima Norte: Tiempo que el trabajador utiliza para cambiarse de ropa, cuando la labor lo exige, se considera sobretiempo y deberá ser remunerado

A juicio de la sala, además, en los casos en que un trabajador despedido indebidamente demande indemnización por daños y perjuicios a su empleador, se deberá verificar si concurren los aspectos conceptuales de la responsabilidad contractual como la antijuricidad, daño, relación de causalidad y factores de atribución.

Como resultado de estas consideraciones, la sala otorgó al trabajador demandante 8,000 soles, suma claramente inferior a lo solicitado en la demanda.Según el expediente, el trabajador había solicitado una indemnización de 120,000 soles por daños y perjuicios derivados de responsabilidad contractual.

Te puede interesar: Cas. Lab. 8218-2015, Lima:Empleador que no conserva registro de asistencia del trabajador hasta por 5 años, faculta al juez presumir derecho del trabajador

Impacto jurídico

A juicio del laboralista, Javier Dolorier Torres, la sala laboral considera la situación particular en que se originó el despido y las afectaciones reales del trabajador. Es de esperar que esta sentencia esclarezca el aún confuso panorama de las indemnizaciones laborales, en que se han emitido fallos contradictorios, algunos desproporcionados, generando una incertidumbre contraria a los criterios más elementales de predictibilidad judicial y estabilidad jurídica, indicó.

[El Peruano | 16/8/2016]

Click aquí para descargar en PDF la Casación N° 699-2015, Lima: Establecen criterios para fijar daños por despidos arbitrarios

COMPARTIR
Plataforma virtual que promueve el debate y la discusión de temas político-jurídicos. Director: Gerge Bustamante.