¿Un abogado debe «morir» con su cliente?

0
8776
Alejandro Toledo, expresidente de la República.

«Lo del estudio Valle-Riestra sí me parece lamentable. Dejar la defensa de Toledo cuando el escenario se puso sombrío y en contra. Uno como abogado debe morir con su cliente. Ahí donde el escenario es adverso, es donde resalta la verdadera naturaleza de lo que significa ser abogado. No siempre se deben publicar logros… ¡También derrotas!». Con estas palabras se refirió el abogado David Panta en su cuenta de Facebook, a la negativa del Estudio para seguir patrocinando al expresidente de la República, Alejandro Toledo, ahora que su situación se ha complicado más.

Lea también: ¿Deben los abogados defender a sus familiares?

Lea también: Derecho a reír: Cuando te haces respetar en el contrainterrogatorio

Como ya lo hemos informado ayerAlejandro Toledo Manrique, habría recibido la suma de US$ 20 millones de la constructora brasileña Odebrecht. Según la información de un colaborador eficaz, corroborada con información bancaria de Panamá, Costa Rica y el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, esos «pagos» se habrían dado en calidad de soborno para hacerse del proyecto de la Carretera Interoceánica Sur. Con lo cual, pues, su situación jurídica se complica más y se hace más urgente una defensa técnico-legal.

Lea también: Cómo deben los jueces ganarse el respeto de los abogados

A través de un comunicado publicado ayer en Twitter, el reconocido abogado Luciano López aclaró que el Estudio Javier Valle-Riestra (del que es socio) ya no asesorará más al expresidente Alejandro Toledo.

«En las primeras horas de la mañana de hoy, por vía telefónica, acordamos con el Dr. Alejandro Toledo poner fin a los servicios que estuvimos brindándole desde mediados del año 2013, dice el comunicado, añadiendo que se debe a razones de índole «estrictamente contractuales».

Comunicado del Estudio Valle-Riestra

El documento fue publicado ayer 3 de febrero, aunque aparece con fecha 3 de enero de 2016. Se trata de un error de tipeo que ya ha subsanado el Estudio.

El debate se ha generado en redes sociales. Mientras unos afirman que el abogado debe «morir» con su cliente, defendiéndolo hasta en los escenarios más adversos, otros sostienen que teniendo en cuenta que una tesis de defensa debe partir de la verdad, el compromiso del abogado acaba cuando el cliente le miente. Así, pues, el debate queda sobre el tapete. ¿Ustedes qué piensan?

Opiniones de algunos abogados sobre este caso:

Andres Leon Delgado: Muchos piensan que el abogado por asesorar es cómplice del acto cometido, lamentable. Más lamentable, huir en momentos complicados.

Williams Pérez Meza: La abogacía no se cimienta en la lucidez del ingenio, sino en la rectitud de la conciencia, y Toledo y sus desvaríos no permiten ayudarlo, es mentiroso compulsivo y destroza la teoría de la defensa a cada paso.

Lea también: Eduardo Couture y “Los mandamientos del abogado”

Carlos Enrique Palacios Valdiviezo: No es abandono al cliente, es término de relación contractual, pues ahora Toledo no tiene para pagar los servicios al estudio Valle Riestra.

Pep Robles: Creo que le hizo un favor al expresidente, por cuanto en ya anterior oportunidad salió a defender un caso imposible apelando a la piedad en medios de comunicación sin mayor sustento jurídico o fáctico. Es un hecho desafortunado pero parece nos cae otro presidente en la cárcel.

Mira el vídeo: Cómo ser abogado y no morir en el procedimiento

Javier Neves Mujica: Sí el abogado asume el caso confiando en la inocencia de su cliente y luego se percata de que es culpable, sería incorrecto no abandonarlo.

Pedro Sanchez Blume: El abogado es defensor de la causa que asume y por ello cobra honorarios; si incumple incurre en responsabilidad contractual. Sería ingenuo pensar que asumió la defensa confiando en la inocencia, al renunciar esta condenando a su cliente. Debe devolver lo que cobró, es desleal. Lean el Código de Ética. Con ese criterio los que defienden delincuentes les sacan dinero y cuando lo van a detener renuncian…

Lea también: El terno constituye para los abogados una verdadera coraza de combate

Marco Antonio Ulloa Reyna: Creo que el estudio Valle-Riestra ha optado por lo más ético dejar a un cliente mentiroso que defraudó a su abogado.

Gustavo Gutierrez Ticse: Penoso. Y sobre todo la forma. La ética quedo por los suelos.

Juan Herrera: El Código de Ética del Abogado faculta la renuncia al patrocinio cuando: 1) Existan discrepancias con el cliente respecto de cómo llevar a cabo el patrocinio; 2) El cliente sea negligente, no brinde la documentación requerida, no colabore con el patrocinio o
incumpla sus obligaciones con el abogado; 3) Medie engaño u ocultamiento del cliente sobre hechos o información relevante para el patrocinio; entre otros.