5 consejos clave para estudiantes de derecho

0
2647

La carrera de Derecho es maravillosa, interesante pero muy exigente. Son largas las jornadas de estudio tanto dentro como fuera de las aulas y es necesaria la vasta lectura de diversos tipos de texto de mediana y gran complejidad. Ello puede parecer muy difícil y pesado para los estudiantes que recién comienzan sus estudios, pero con un correcto manejo de tiempos y buenos hábitos puede resultar sencillo y gratificante.

Lea también: ¿Cómo litigar en mi primer juicio oral? (Y no terminar con el cliente en la cárcel en el intento)

A continuación, compartimos con ustedes algunos consejos clave para ello:

1. Organiza un plan de estudio por cada curso

Un buen hábito de estudiante es armar un calendario que incluya todas las tareas, evaluaciones y exámenes que se programarán en el transcurso del ciclo de acuerdo al syllabus de cada curso. De este modo, será más fácil recordar fechas y temas importantes para incorporarlos a nuestra agenda personal y poder dedicar cierta cantidad de horas a su estudio.

Lea también: Cómo negociar los honorarios con nuestro cliente

2. No te atrases con las lecturas

La lectura para un estudiante de derecho es como el pan de cada día, por lo que tendrás que dedicar mucho tiempo a leer si quieres estar al día en tus clases y preparado a tiempo para las evaluaciones, las que muchas veces son de carácter sorpresivo. Por ello es conveniente hacer de la lectura una costumbre progresiva y dedicarle al menos unas horas al día, así formarás hábitos de estudio importantes y ninguna evaluación te tomará por sorpresa.

3No faltes a las clases

Si bien es cierto la primera semana de clases es comúnmente de naturaleza introductoria, es importante asistir pues son esos primeros días en donde se da la pauta general de cómo será tratado el curso, desde los porcentajes de cada calificación hasta la dinámica de la clase y el modo de trabajar de cada profesor. Por otro lado, es bueno dar una buena impresión al profesor y tus compañeros, pues siendo responsable y puntual, ganas simpatía y mejores oportunidades para armar grupos de estudio y obtener participaciones orales.

Lea también: Tres prácticas estúpidas en la docencia del derecho

Asimismo, en clase surgen todo tipo de comentarios y debates, ya sea a cargo del profesor o de los propios alumnos, que suelen ser muy útiles para comprender los temas de estudio con más facilidad, siendo inclusive evaluados por el profesor en algunos casos. Así que recuerda, de una u otra manera, si te ausentas definitivamente te perjudicarás y estarás en desventaja respecto a tus compañeros.

4. Arma un grupo de estudio

Si todos los miembros están comprometidos y tienen metas académicas similares, los grupos de estudio pueden convertirse en una herramienta de trabajo y aprendizaje muy valiosa. De este modo, es recomendable formar grupos de estudio en los distintos cursos, con los cuáles puedas estudiar en la biblioteca en el tiempo libre, intercambiar resúmenes de las lecturas, debatir sobre los temas de tu interés, formar grupo en clase, etc. Ello beneficiará tu proceso de adaptación en la facultad y te dará amigos con quienes compartir y debatir tus conocimientos.

Lea también: El abogado gritón

5. Presta atención en el aula e investiga fuera de ella

Hoy en día que la tecnología nos invade, estamos todo el tiempo pendientes de nuestros aparatos electrónicos y las redes sociales; no obstante, de nada sirve asistir a clase si no somos capaces de prestar atención al curso. Lo recomendable es dejar de lado todo ello, salvo se ofrezca alguna emergencia, pues las distracciones pueden ser perjudiciales para nosotros mismos.

En primer lugar, no tomamos nota de lo conversado y debatido, con lo cuál nos será más difícil recordar y asimilar dicha información, más aún si nuestra atención está enfocada en algo distinto al tema. Por otro lado, damos una mala impresión al profesor a cargo, por lo cual en algunas ocasiones pueden llamar nuestra atención y nosotros ser sujetos de una situación incómoda en clase frente a nuestros compañeros. Finalmente, si no prestamos la debida atención no tendremos nota de concepto por intervenir en clase y no podremos plantear las preguntas necesarias para resolver nuestras dudas respecto a los temas tratados.

Lea también: Consejos para practicantes de derecho

Además es importante recordar que la labor de investigación es importante, pues más allá de lo que dicten en clase, el propósito del curso es que cada uno pueda críticamente formar su propia opinión, por lo cual no estaría de más ir más allá de lo encomendado por el profesor y promover el debate al interior del curso. Dicha iniciativa será bien vista por tus propios compañeros y te dará cierto prestigio con el profesor, a quien le demostrarás interés en su curso.